Sophos Email Appliance incorpora tecnología sandboxing para reducir el riesgo de amenazas

Sophos Press Release

Se trata de una tecnología de nueva generación contra el phishing, estafas dirigidas y APTs



MADRID, 10 de marzo de 2016. Sophos, líder global en seguridad para protección de redes y endpoints, ha anunciado que Sophos Email Appliance ahora también incluye Sophos Sandstorm, una avanzada tecnología sandboxing de nueva generación que detecta, bloquea y responde de forma rápida y precisa ante ciberamenazas sofisticadas y en constante cambio.

Sophos Sandstorm es una tecnología de seguridad contra amenazas avanzadas persistentes (APT) y malware de día cero. Para combatir las amenazas escurridizas que tienen como objetivo cuentas de correo electrónico en múltiples plataformas y dispositivos móviles, las empresas necesitan una protección no basada en firmas, además de la protección contra el malware tradicional. Las amenazas están actualmente diseñadas para pasar desapercibidas, utilizando técnicas polimórficas y de ocultación para impedir y retrasar su detección. Los ciberdelincuentes de hoy en día también están tomando medidas de manera proactiva para señalar, investigar y crackear las medidas de seguridad específicas de las empresas mediante el envío de malware personalizado adjunto a mensajes de correo electrónico aparentemente benignos. Sophos Sandstorm utiliza una tecnología potente basada en la nube que aísla y trata este tipo de amenazas antes de que entren en las redes corporativas. Además ofrece a los responsables de TI informes detallados de comportamiento y análisis de las amenazas para un mayor seguimiento y poder actuar en caso necesario.

"Sophos Sandstorm combina la prevención, detección e investigación en una misma solución, para protegerse frente a los cibercriminales que ahora utilizan tácticas de ingeniería social con nuevo malware desconocido para invadir las redes de la empresa", dice Bryan Barney, vicepresidente senior y director general en Sophos Network Security Group. "Mantener las amenazas fuera de la red empresarial es una primera línea de defensa fundamental. Sophos Sandstorm aísla automáticamente los archivos para determinar si son seguros, proporcionando al instante una capa adicional de detección y protección. Las tecnologías avanzadas a menudo son demasiado caras y requieren conocimientos extra de seguridad para aplicarlas y monitorizarlas. Sophos está cambiando esto, ofreciendo a todas las empresas acceso a una protección avanzada que es asequible y fácil de implementar”.

Sophos Sandstorm determina el comportamiento de amenazas potenciales a través de múltiples sistemas operativos, entre los que se incluyen Windows, Mac y Android; hosts físicos y virtuales; redes; correo web; documentos Word y PDF; más de 20 tipos de archivos; aplicaciones móviles y mucho más. Sophos Sandstorm está disponible como una opción de suscripción en Sophos Email Appliance 4.0.

Sophos Sandstorm también está disponible como una opción para Sophos Web Appliance, una avanzada solución de protección web que escanea el contenido y bloquea las amenazas Web más recientes. Los clientes también tendrán la opción de añadir Sophos Sandstorm a Sophos UTM 9.4, una completa solución de firewall, que actualmente se encuentra en fase beta.

Lee las últimas noticias de seguridad en nuestro premiado Naked Security News y lee más sobre nosotros en Sophos News.

Más información en: http://sophosiberia.es/sophos-email-appliance-incorpora-tecnologia-sandboxing-para-reducir-el-riesgo-de-amenazas/

Acerca de Sophos

Más de 100 millones de usuarios en 150 países confían en Sophos para obtener la mejor protección contra amenazas complejas y fugas de datos. Nuestro objetivo es ofrecer soluciones de seguridad completa, fáciles de desplegar, administrar y utilizar con el coste total de propiedad más bajo del sector. Sophos ofrece soluciones galardonadas de cifrado y protección para estaciones, Internet, correo electrónico, móviles y redes con el respaldo de SophosLabs, nuestra red de centros de investigación de amenazas.

Sophos cuenta con sedes en Boston (EE. UU.) y Oxford (Reino Unido).