Sophos identifica las categorías de spam que más han circulado durante el 2005

Sophos Press Release

Los mensajes de especulación en bolsa aumentan mientras disminuyen los de contenido pornográfico

Sophos, uno de los líderes mundiales en la protección de empresas contra spam y virus, da a conocer las categorías de spam más difundidas en el primer semestre del 2005. Según Sophos, mientras que los mensajes que hacen publicidad de medicamentos y préstamos a bajo interés continúan inundando nuestros ordenadores, otras categorías de spam aumentan peligrosamente.

Expertos de SophosLabs, la red global de análisis de virus y de spam de Sophos, han analizado los mensajes recibidos en su red mundial de trampas de spam. Los expertos de Sophos han descubierto que los mensajes relacionados con el fraude bursátil van en aumento, si bien son los de medicamentos y píldoras, que incluyen versiones de marcas desconocidas o incluso genéricos de la Viagra, los que encabezan la clasificación con más de un 40% del total de spam que circuló en este periodo.

El Top 5 de las categorías de spam más difundidas entre enero y junio de 2005 son las siguientes:

Puesto Categoría de spam Porcentaje de notificaciones
1. Medicamentos y píldoras 41.4%
2. Hipotecas 11.1%
3. Contenido pornográfico 9.5%
4. Estafas en bolsa 8.5%
5. Productos 8.3%
Otro contenido 21.2%

"Durante el semestre anterior, fueron también los medicamentos y las hipotecas los que encabezaban las listas de spam. Por otro lado, la pornografía no solicitada, si bien representa todavía cerca del 10%, ha perdido durante este periodo parte de su protagonismo", dijo Annie Gay, Directora General de Sophos Francia y Europa del Sur. "La tendencia más alarmante es sin duda el aumento del volumen de los fraudes en la bolsa, estafas financieras dirigidas a inversores on-line".

Los análisis de Sophos muestran que durante el primer semestre del 2005 el volumen de los fraudes en el mercado bursátil ha ido aumentando una media de 10% al mes.

"El objetivo de estas estafas relacionadas con la bolsa es la difusión rápida y barata de falsas informaciones sobre las acciones de una compañía, a menudo acompañadas por informaciones reales obtenidas de los últimos comunicados de prensa de la empresa", explica Annie Gay. "El estafador, a través del spam, hace aumentar los precios de las acciones de una compañía, y una vez reembolsada su participación, y por consiguiente, finalizada su campaña de spam, las acciones caen, y los inversores pierden su dinero".

Las campañas de especulación bursátil suelen ser de corta duración, lo que hace que su volumen total no sea tan elevado. Incluso si algunas de las informaciones proporcionadas sobre la compañía pueden ser veraces, su carácter fraudulento y no solicitado las convierten en spam. La mayoría de los mensajes spam que utilizan este tipo de fraudes intentan pasar desapercibidos ante los filtros utilizando variaciones en las palabras tales como "st0ck" o "stox" (del inglés "stock": acción). Los mensajes pueden llegar en múltiples formatos, tales como HTML o texto, y normalmente son enviados a través de ordenadores secuestrados comúnmente conocidos como zombis.

"La ingeniería social aplicada a los mensajes electrónicos, gracias a la cual los artistas del fraude consiguen manipular a los internautas desprevenidos, está en plena expansión y supone una tendencia inquietante", declara Brian Burke, Director de Investigación de IDC. "Las estafas bursátiles, asociadas a las técnicas clásicas de la pesca de información (phising), pueden provocar pérdidas importantes para las víctimas".

En las secciones Info virus e Info spam encontrará consejos prácticos para evitar virus, spam y bulos.

Más de 100 millones de usuarios en 150 países confían en Sophos para obtener la mejor protección contra amenazas complejas y fugas de datos. Nuestro objetivo es ofrecer soluciones de seguridad completa, fáciles de desplegar, administrar y utilizar con el coste total de propiedad más bajo del sector. Sophos ofrece soluciones galardonadas de cifrado y protección para estaciones, Internet, correo electrónico, móviles y redes con el respaldo de SophosLabs, nuestra red de centros de investigación de amenazas.

Sophos cuenta con sedes en Boston (EE. UU.) y Oxford (Reino Unido).