Estudiante multado por espiar a una mujer con un troyano

Sophos Press Release

Un estudiante español de Ingeniería Informática ha sido multado por espiar a una mujer mediante un troyano que le daba acceso a la cámara Web de la víctima. En el juicio celebrado en Málaga se explicó cómo el acusado utilizó el troyano Subseven para espiar a la mujer.

El estudiante, del que sólo se conocen sus iniciales G.J.A.L, seleccionó a la víctima de forma aleatoria en enero de 2002 a través de Internet y activó el troyano Subseven en su ordenador. Una vez activo, el troyano permitió al atacante ver mensajes de email, seguir conversaciones de chat e incluso obtener imágenes desde la cámara Web de la víctima.

El joven estudiante debe indemnizar a la víctima con 3.000 euros, más el pago de una multa de 3 euros al día durante un año, por un delito de intrusión en la vida privada y la toma ilícita de imágenes de la víctima dentro de su propia casa.

"Es asombroso la facilidad con la que se puede espiar a otros usuarios, leer email privados, comprobar los sitios Web que visitan e incluso tomar imágenes con la cámara Web de personas que no toman las precauciones necesarias", comentó Graham Cluley, Senior Technology Consultant de Sophos. "Se ha notado un incremento alarmante en el uso de programas espía. Cada usuario debe asegurarse de disponer de una protección antivirus actualizada, un cortafuegos y los últimos parches de seguridad."

El mes pasado las autoridades españolas arrestaron a un hombre de 37 años acusado de espiar a otros usuarios a través de Internet.

Sophos recomienda a empresas el uso de dispositivos automáticos de actualización de su protección.

Más de 100 millones de usuarios en 150 países confían en Sophos para obtener la mejor protección contra amenazas complejas y fugas de datos. Nuestro objetivo es ofrecer soluciones de seguridad completa, fáciles de desplegar, administrar y utilizar con el coste total de propiedad más bajo del sector. Sophos ofrece soluciones galardonadas de cifrado y protección para estaciones, Internet, correo electrónico, móviles y redes con el respaldo de SophosLabs, nuestra red de centros de investigación de amenazas.

Sophos cuenta con sedes en Boston (EE. UU.) y Oxford (Reino Unido).