Cortafuegos de aplicaciones web

Los ciberdelincuentes pueden utilizar diferentes métodos de ataque para probar de forma silenciosa los sitios y las aplicaciones, y detectar agujeros en la seguridad. Los cortafuegos de aplicaciones web analizan las actividades y detectan ataques y sondeos para proteger los servidores.

Los cortafuegos de aplicaciones web podrían considerarse como dispositivos cortafuegos tradicionales que además realizan tareas propias de otros sistemas, como filtrar el contenido o el correo no deseado, y detectar intrusiones y virus.

Las soluciones de seguridad web todo en uno ofrecen a las empresas ventajas significativas en comparación con otras soluciones exclusivas de filtrado web más costosas y complejas. El control del acceso y el uso de Internet desde un solo punto aporta una serie de ventajas:

Protección contra programas maliciosos: reduzca las amenazas de programas maliciosos, programas espía, virus, gusanos y demás ataques con una primera línea de defensa sólida.

Reducción de los costes: reduzca las tareas de administración informática y simplifique las actualizaciones y el mantenimiento rutinarios con un dispositivo de protección web administrado de forma centralizada.

Cumplimiento de normativas: bloquee el acceso a contenido web inadecuado o ilegal para cumplir las políticas internas y las leyes.

Aumento de la productividad: impida que los empleados visiten sitios no relacionados con el trabajo en horario laboral para reducir los riesgos de infecciones de programas maliciosos a través de sitios de poca confianza. Además, podrá eliminar actividades que afectan al rendimiento de la red como las descargas.

Descargar Diccionario de amenazas
Descargar