Protección contra programas maliciosos

Los programas de protección contra programas maliciosos (también conocidos como anti-malware) protegen los equipos contra amenazas de virus y demás programas maliciosos, incluidos troyanos, gusanos y, según el producto, programas espía.

El software anti-malware utiliza escaneados para identificar programas que son o pueden ser maliciosos. Los escaneados pueden detectar:

  • Programas maliciosos conocidos: el escáner compara los archivos presentes en el equipo con una biblioteca de identidades de programas maliciosos conocidos. Si encuentra alguna que coincida, emite una alerta e impide acceder al archivo. La detección de programas maliciosos conocidos depende de las actualizaciones frecuentes de la base de datos con las identidades de virus más recientes o de la conexión a una base de datos de programas maliciosos en la nube.
  • Programas maliciosos desconocidos: el escáner analiza el comportamiento probable de un programa. Si presenta todas las características de un virus, se impide acceder a él aunque el archivo no coincida con ningún virus conocido.
  • Archivos sospechosos: el escáner analiza el comportamiento probable de un programa. Si el comportamiento se considera inadecuado, el escáner advierte que podría tratarse de un programa malicioso. La mayoría de paquetes anti-malware ofrecen escaneados tanto en acceso como en demanda.

Las detecciones en acceso están activas siempre que el equipo esté en uso, revisan los archivos de forma automática al intentar abrirlos o ejecutarlos, y pueden evitar que se acceda a archivos infectados.

Los escáneres en demanda permiten iniciar o programar escaneados de unidades o archivos específicos.

Descargar Diccionario de amenazas
Descargar