Programas maliciosos por correo electrónico

Como su propio nombre indica, este tipo de programas maliciosos se distribuyen a través del correo electrónico.

Durante muchos años, algunas de las familias de virus más prolíficas (por ejemplo, Netsky o SoBig) se distribuyeron en forma de archivos adjuntos a mensajes de correo electrónico. Estas familias de virus dependían de que los usuarios hicieran doble clic en dichos archivos para ejecutar el código malicioso, infectar el equipo y enviarse a otras direcciones de correo electrónico desde el mismo ordenador.

Hoy en día, los ciberdelincuentes tienen otros objetivos y usan principalmente Internet para distribuir los programas maliciosos. Los mensajes de correo electrónico se siguen utilizando, pero más para distribuir enlaces a sitios infectados que como portadores de archivos maliciosos. Sin embargo, incluso en la actualidad, algunas familias de programas maliciosos (por ejemplo, Bredo) utilizan la distribución por correo electrónico para ejecutar código malicioso en los equipos.

Utilice protección sólida contra correo no deseado y software de seguridad para estaciones de trabajo para protegerse contra los programas maliciosos por correo electrónico. Además, la formación puede fomentar la concienciación de los usuarios sobre los timos por correo electrónico y otros adjuntos aparentemente inofensivos enviados por desconocidos. (Consulte Exploit, Botnet)

Descargar Diccionario de amenazas
Descargar