Secuestro de DNS

El sistema de nombres de dominios o DNS es la guía telefónica de Internet y sirve para que los equipos puedan traducir nombres de sitios web como www.sophos.com a números de direcciones IP para poder comunicarse.

Los secuestros de DNS cambian la configuración de los equipos para que ignoren el DNS o utilicen un servidor de DNS controlado por los ciberdelincuentes. A partir de ese momento, los agresores pueden enviar números IP falsos al equipo y redirigir el tráfico. Este tipo de ataques suele utilizarse para llevar a los usuarios a páginas de inicio de sesiones bancarias falsas y otros servicios por Internet con el fin de robar credenciales. También puede utilizarse para redirigir sitios de seguridad a servidores que no existen y que los usuarios no puedan actualizar los programas de protección.

Descargar Diccionario de amenazas
Descargar