Secuestrador de navegadores

Los secuestradores de navegadores cambian la página de inicio y el motor de búsqueda predeterminados de los navegadores web sin el permiso de los usuarios.

Una vez secuestrado el navegador, puede ser difícil volver a cambiar la página de inicio. Algunos secuestradores modifican el registro de Windows para que la configuración del secuestro se restaure cada vez que se reinicie el ordenador. Otros eliminan opciones en el menú de herramientas de navegación para impedir que se restaure la página de inicio.

El secuestro de navegadores se utiliza para mejorar la clasificación de una página web en los resultados de las búsquedas (al igual que las técnicas de optimización de motores de búsqueda BlackHat) y fomentar así los ingresos generados por la publicidad.

Los secuestradores de navegadores pueden ser muy perseverantes y astutos. Los delincuentes secuestran clics (técnica conocida como clickjacking o ataques de redireccionamiento de la interfaz) mediante la inserción de varias capas transparentes u opacas en una página web.

Esta técnica puede conseguir que los usuarios hagan clic en botones o enlaces diferentes a los que pretendían pulsar. En realidad, los agresores secuestran los enlaces a una página y los redirigen a otra, normalmente, propiedad de otro dominio, aplicación o ambos.

A pesar de no alojarse en los ordenadores, esta amenaza afecta igualmente a la navegación por Internet de los usuarios.

Descargar Diccionario de amenazas
Descargar