Red de bots

Las redes de bots son grupos de ordenadores infectados controlados de forma remota por un hacker.

Una vez que un bot infecta un equipo, el agresor puede controlarlo de forma remota por Internet. A partir de ese momento, el equipo se convierte en un zombi a las órdenes del hacker sin que el usuario llegue a percatarse. Los grupos de equipos infectados de esta manera se denominan redes de bots.

Los delincuentes pueden compartir el control de la red de bots o vender acceso a la misma para que otros puedan utilizarla con fines maliciosos.

Por ejemplo, un creador de correo no deseado puede utilizar una red de este tipo para enviar spam. Hasta un 99 % del correo no deseado se distribuye de esta forma, ya que permite a los remitentes evitar ser detectados y sortear las listas negras en las que se hayan podido incluir sus servidores. Además, puesto que los dueños de los ordenadores pagan por el acceso a Internet, reduce los costes.

Los delincuentes también utilizan equipos zombi para lanzar ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS, por sus siglas en inglés), para los que organizan miles de ordenadores que intentan acceder de forma simultánea al mismo sitio web, haciendo que el servidor sea incapaz de ocuparse de todas las solicitudes que recibe

y bloqueando el acceso al sitio web.

(véase Zombi, Ataque de denegación de servicio, Correo no deseado, Troyano de puerta trasera, Centro de mando y control)

Descargar Diccionario de amenazas
Descargar