Programas publicitarios

Los programas publicitarios muestran anuncios en los ordenadores.

Los programas publicitarios, también conocidos como adware, muestran barras o ventanas con anuncios en los equipos al utilizar determinadas aplicaciones, pero no siempre son peligrosos. En algunos casos, la publicidad sirve para financiar el desarrollo de software útil y distribuirlo de forma gratuita (por ejemplo, muchas aplicaciones de Android obtienen financiación de esta manera).

Sin embargo, pueden convertirse en un problema cuando:

  • se instalan en los ordenadores sin consentimiento de los usuarios
  • se instalan en otras aplicaciones y muestran publicidad al utilizarlas
  • secuestran el navegador para mostrar más anuncios (véase Secuestrador de navegadores)
  • recopilan datos sobre la navegación web del usuario sin su consentimiento y los envían a otros por Internet (véase Programas espía)
  • están diseñados para que resulte difícil desinstalarlos

Los programas publicitarios pueden ralentizar el funcionamiento de los equipos. Las descargas de anuncios también pueden afectar a la velocidad de las conexiones a Internet. A veces, los programas publicitarios pueden contener defectos de programación y afectar a la estabilidad de los ordenadores.

Las ventanas emergentes con anuncios distraen a los usuarios y les hacen perder el tiempo si tienen que cerrarlas para poder seguir usando el equipo.

Algunos programas antivirus detectan este tipo de programas como aplicaciones no deseadas para que el usuario los autorice o los elimine del equipo. También existen programas especialmente diseñados para detectar adware.

Descargar Diccionario de amenazas
Descargar