Cerrar servicios y procesos en Windows

  • N.º del artículo: 13274
  • Calificación:
  • 1 clientes puntuaron este artículo 1.0 de 6
  • Actualizado: 16 oct 2008

En este artículo se describe cómo cerrar procesos y servicios de Windows.

Al eliminar un virus, troyano o gusano en Windows, es aconsejable cerrar todos los programas, servicios y procesos posibles. Después, abra la línea de comandos. Así reducirá al máximo las posibilidades de que el virus se siga ejecutando y bloquee archivos.

Qué hacer

1. Cerrar programas abiertos

Cierre todos los programas abiertos, guardando los datos antes de hacerlo.

2. Cerrar servicios

  • Vaya a los Servicios de Windows.
  • Detenga tantos servicios como sea posible (puede que tarde unos segundos).
  • Cierre 'Servicios'.
  • Cierre el Panel de control.
Algunos servicios no se detendrán. Deje que sigan ejecutándose. Es muy probable que no estén asociados con el virus y que pueda eliminarlo de todas formas.

3. Cerrar procesos

  • Pulse las teclas Ctrl, Alt y Supr a la vez.
  • Haga clic en el 'Administrador de tareas' y abra la ficha Procesos.
  • Seleccione un proceso y haga clic en 'Finalizar proceso'. Puede que no finalice.
  • Repita estos pasos con el resto de procesos (incluido el escritorio de Windows).
Algunos procesos tampoco se detendrán, pero puede que no suponga un obstáculo para la desinfección.

4. Abrir la línea de comandos

Después de cerrar todos los programas posibles:

  • Vaya a Archivo|Nueva tarea (Ejecutar).
  • Escriba 'Cmd'.
  • Cierre la pantalla del Administrador de tareas.

Ya puede empezar a eliminar el virus.

Nota: al cerrar procesos, intente mantener abierto el administrador de tareas. Si lo cierra sin querer, pulse Control, Alt y Supr y haga clic en 'Administrador de tareas' para abrirlo otra vez.

 
Si necesita más ayuda, póngase en contacto con soporte técnico.

Valore el artículo

Muy malo Excelente

Comentarios