El dinero que esconden los programas maliciosos

Cómo funciona la ciberdelincuencia y qué hacer al respecto

< Anterior 1 | 2 | 3 | 4

Cómo ganar la batalla

Mientras puedan ganar dinero, los ciberdelincuentes seguirán aprovechando cualquier oportunidad para vaciar nuestros bolsillos. Pero, por imposible que parezca, es una batalla que podemos ganar. Aunque los incentivos de infectar usuarios son abundantes, para conseguirlo, nuestros adversarios deben llevar a cabo una serie de pasos y, con solo romper un eslabón de la cadena, es posible frenar al instante sus avances. La simple instalación más rápida de parches, la eliminación de aplicaciones innecesarias o la utilización de los equipos como usuarios sin privilegios pueden servir para frustrar más del 90 % de estos ataques.

Muchos ataques se producen cuando los usuarios bajan la guardia. Por eso, concienciar a los empleados sobre las amenazas y ofrecerles ejemplos puede ayudar a evitar que abran adjuntos maliciosos o que hagan clic en enlaces por curiosidad. Los usuarios deben comprender que, aunque las herramientas de protección mejoran la seguridad de la red, sus propias acciones constituyen la defensa más importante a la hora de proteger información delicada de la empresa.

Debemos reconocer nuestros puntos débiles, trabajar de forma conjunta y compartir los conocimientos necesarios para protegernos. La reducción de la superficie susceptible a ataques mediante la instalación de menos aplicaciones, la formación de los usuarios y la restricción de los derechos administrativos puede complicar el trabajo de los timadores hasta tal punto que empiecen a buscar víctimas en otra parte.