Consejo n.º 4: Bloquee los equipos

Bloquee el ordenador y el teléfono móvil cuando no los esté utilizando

Bloquee siempre los equipos y los teléfonos móviles cuando no los esté utilizando. Su trabajo es importante y queremos asegurarnos de que la información está segura. Al bloquear los teléfonos y los ordenadores, los datos y los contactos estarán a salvo de curiosos.

Consejo n.º 5: Esté pendiente