Consejo n.º 1: No caiga en las trampas

No caiga en la trampa de revelar información confidencial

No conteste a mensajes de correo electrónico ni llamadas telefónicas que soliciten información confidencial de la empresa, incluidos datos de los empleados, resultados financieros o secretos corporativos. Cualquiera puede llamarnos y hacerse pasar por un empleado o un socio. Esté atento para no caer en este timo e informe al departamento informático sobre cualquier actividad sospechosa. Y proteja su información personal con el mismo cuidado.

Consejo n.º 2: Manténgase protegido