El Vaticano protege su red de accesos no autorizados con Sophos

abril 07, 2009 Sophos Press Release

Sophos, compañía de seguridad TI y control de contenidos, y la Santa Sede, máxima institución de gobierno de la iglesia católica ubicada en la ciudad-estado del Vaticano, han firmado un acuerdo para mantener la red informática de la sede apostólica –presente en más de 190 países-, a salvo de amenazas externas e internas.

Como un sistema de administración pública, la infraestructura de Tecnología de la Información de la institución católica es compleja. Bajo el control de la Secretaría del Estado, la Oficina de Internet de la Santa Sede trabaja como dos organismos independientes: el primero gestiona todas las actividades técnicas y proyectos de innovación tecnológica, mientras que el segundo realiza labores de autogestión, con la edición de actividades inherentes y el mantenimiento del sitio web institucional de la Santa Sede y del Vaticano.

En la actualidad, la Oficina de Internet es responsable de la administración de la página web, que puede alcanzar los 130 millones de accesos diarios, y de la Intranet, que conecta muchos de los departamentos de la Curia Romana y de las oficinas de la ciudad del Vaticano. También se responsabiliza de la gestión de las 2.000 cuentas de correo electrónico utilizadas por los trabajadores del Vaticano.

Para conseguir una red segura y protegida frente a amenazas, la Oficina de Internet y la sede apostólica han confiado en Sophos Network Access Control (NAC), una solución que garantiza el correcto flujo de datos, tanto el interno de las agencias del gobierno de la Iglesia que componen la Curia Romana (dicasterios) como el de las oficinas de la Ciudad del Vaticano.

“Nuestra red es, sin duda, compleja por su distribución geográfica a escala global”, afirma de Stefano Pasquini, director de la Oficina Internet de la Santa Sede. “Sólo si se piensa en los 190 países del mundo en los cuales está presente nuestro pontificado, ya se explica esta dificultad. Por ello, hemos desarrollado un proyecto de implementación que, partiendo del centro hacia afuera, deberá ayudarnos a asegurar nuestra red distribuida globalmente, protegiéndola de las amenazas internas y externas”, apunta Pasquini.

Autenticación y bloqueo de amenazas, principales beneficios

Como principal beneficio, la adopción de Sophos NAC ha permitido a la Oficina de Internet realizar una autenticación correcta, tanto de usuarios como de dispositivos; además de bloquear aquellas amenazas que pudiesen atentar contra la red de la organización, sin disminuir el rendimiento de la misma.

De igual manera, con Sophos NAC, la Santa Sede completa su objetivo de consolidar la construcción y mantenimiento de una red segura. De hecho, Sophos ya había dotado al gobierno central de la Iglesia Católica la protección antivirus de Sophos y gestión de tráfico de correo electrónico con PureMessage para Unix de Sophos Email Security and Control, ya que el tráfico se incrementó notablemente en 2005, especialmente en los días previos a la elección de Benedicto XVI.

“Para facilitar la integración y blindar nuestra red, decidimos confiar nuevamente en Sophos”, explica Pasquini. “Tras quedar muy satisfechos por el funcionamiento de la protección Sophos para el puesto de trabajo, pronto optamos por PureMessage para Unix de Sophos Email Security and Control. Con las soluciones de esta compañía, hemos conseguido controlar de principio a fin todo el tráfico de correo electrónico, incluyendo la gestión de los 2.000 buzones de correo de los trabajadores del Vaticano”, completa el responsable.