El 95% de los usuarios solicita a los fabricantes de antivirus la detección de programas espía

julio 26, 2005 Sophos Press Release

Sophos protege contra programas espía
Los productos antivirus de Sophos protegen contra programas espía.

Una encuesta en Internet llevada a cabo por Sophos entre más de 1.000 usuarios corporativos ha revelado que el 95% estima que los fabricantes de antivirus deberían proteger sus ordenadores también contra programas espía.

Los programas espía pueden robar información confidencial almacenada en el ordenador a espaldas del propietario. Esta amenaza representa una parte cada vez más importante de la actividad clandestina que se lleva a cabo en Internet, como lo ha constatado Sophos analizando cada mes alrededor de 500 nuevos programas destinados a proporcionar acceso no autorizado al contenido de ordenadores. Si lo comparamos con las cifras del año precedente, la cantidad de programas espía se ha multiplicado por tres.

Sophos, que recientemente ha recibido la certificación de West Coast Labs por la detección 100% de programas espía, comparte plenamente la opinión de los usuarios, puesto que el rol de los programas antivirus es el de protegerlos contra los programas espía del mismo modo que lo hacen contra los virus.

"El objetivo de un programa espía es deplorable y como tal nos debemos enfrentar a él", comenta Annie Gay, Directora General de Sophos Francia y Europa del Sur. "Todos los grandes fabricantes de antivirus protegen ya a sus clientes contra numerosos programas maliciosos, tales como troyanos que graban las pulsaciones del teclado, las redes de zombis, los marcadores telefónicos, los gusanos y los virus. Al apropiarse de datos tan importantes como códigos PIN, informaciones financieras o contraseñas, un programa espía entra totalmente en la misma categoría. Ninguna persona en su sano juicio querría tener un programa como este escondido en su ordenador."

Además de un programa antivirus, Sophos recomienda a las empresas que prevengan a sus empleados del peligro que existe al abrir un documento adjunto en un email, o al descargar un programa. La puesta en práctica de una política interna de seguridad para impedir las descargas no autorizadas y la instalación sistemática de parches de seguridad son algunos de los consejos de Sophos a la hora de protegerse contra estas amenazas.