La policía interroga a cinco posibles integrantes de banda Skynet en el norte de Alemania

mayo 13, 2004 Sophos Press Release

Sven Jaschan
La policía ha registrado diferentes viviendas e interrogado a cinco personas más en la misma localidad donde vive Sven Jaschan, detenido la semana pasada.

¿Hay más de una persona responsable de crear los gusanos Netsky y Sasser?

La policía alemana ha interrogado a cinco personas en conexión con la creación y distribución de los gusanos Netsky y Sasser.

La semana pasada, el joven de 18 años Sven Jaschan fue arrestado en Rotenburg, al norte de Alemania, y acusado de desarrollar y distribuir el destructivo gusano de Internet Sasser. Posteriormente confesó a la policía ser el autor de los virus NetskyA y Sasser.

Las variantes de Netsky se dedican a atacar redes corporativas y a usuarios domésticos desde mediados de febrero.

Según la prensa, la policía alemana sigue investigando y el martes interrogó a cinco personas más. Dos de los interrogados admitieron que Jaschan les había proporcionado el código fuente de Netsky y uno de ellos confesó su participación en la distribución del gusano Netsky. Hasta ahora no se han realizado más detenciones pero la investigación sigue en curso.

"Sasser y Netsky juntos han causado daños incalculables tanto a redes corporativas como a usuarios de Internet", dice Graham Cluley, Senior Technology Consultant de Sophos. "La detención de Sven Jaschan debería servir a las autoridades para intentar desarticular rápidamente esta red clandestina de piratas informáticos llamada 'Skynet' y deberían producirse más arrestos a corto plazo".

En abril de 2004, las múltiples variantes de Netsky causaron serios problemas a miles de equipos desprotegidos y llegaron a acaparar los cinco primeros puestos de la clasificación mensual de virus informáticos 'Top 10' de Sophos.

"La policía del norte de Alemania continúa desmantelando esta red de desaprensivos programadores culpables del ataque informático más importante de 2004", continúa Cluley. "Éstas detenciones deberían convertirse en una clara advertencia para los diseñadores de virus y las autoridades a nivel mundial deberían seguir tomando medidas al respecto y aumentando las sanciones tanto judiciales como económicas".